Posted inUncategorized

Centrales de carbón paralizan el avance de la energía eólica marina en Brasil – EnergiestNet

Una batalla por salvar las centrales de carbón paraliza la energía eólica marina en Brasil

En Brasil, más del 80% de la electricidad proviene de fuentes renovables como la hidroeléctrica, la eólica, la solar y la biomasaUna batalla por salvar las centrales de carbón paraliza la energía eólica marina en Brasil. En Brasil, más del 80% de la electricidad proviene de fuentes renovables como la hidroeléctrica, la eólica, la solar y la biomasa

Beatriz Reyes, Bloomberg News

BRASILIA
EnergiesNet.com 02 04 2024

La lucha en el Congreso brasileño por preservar las centrales de carbón está paralizando la tan anunciada producción de energía eólica marina en la primera economía de Latinoamérica.

Una propuesta de ley para reglamentar el sector está estancada después de que un grupo de legisladores introdujese varias enmiendas, incluida una para extender las centrales térmicas de carbón hasta el año 2050.

Una batalla por salvar las centrales de carbón paraliza la energía eólica marina en BrasilLa enmienda al proyecto Ley en el Congreso brasileño extendería las plantas térmicas que se alimentan con carbón hasta el 2050.(Bloomberg Creative/Bloomberg Creative Photos)Una batalla por salvar las centrales de carbón paraliza la energía eólica marina en BrasilLa enmienda al proyecto Ley en el Congreso brasileño extendería las plantas térmicas que se alimentan con carbón hasta el 2050. (Bloomberg Creative/Bloomberg Creative Photos)

Un grupo opositor de legisladores ambientalistas se opone a la maniobra, e inclusive la petrolera controlada por el estado, Petroleo Brasileiro SA (PETR4), ha expresado sus críticas.

Está en juego la celeridad con que Brasil puede iniciar los parques eólicos marinos, de un coste de miles de millones de dólares y que puede tardar casi diez años en concluirse. El país pretende usar esta energía limpia diversificando su oferta energética y captando miles de millones de inversión extranjera.

Según el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, la transición energética y la descarbonización constituyen una de las máximas prioridades de su administración, y ha convertido el cambio climático en una de las principales prioridades de su presidencia del G-20.”

“Esperamos la señal de salida”, explica Jonathan Cole, CEO del promotor de energía eólica marina Corio Generation Ltd., que ha establecido una oficina en Río de Janeiro anticipándose a las rondas de adjudicación de licencias. “Existen numerosos grandes actores que tienen proyectos con los que están muy entusiasmados y optimistas”.

Se espera que las modificaciones en el proyecto de ley eólica, que también incluyen la contratación obligatoria de centrales eléctricas alimentadas con gas, cuesten un total de US$7.800 millones, según Abrace, una asociación de grandes consumidores de energía. También aumentarán el costo de la energía en un 11%, afirmó Víctor Hugo Iocca, director de energía eléctrica de la asociación.

Las plantas termoeléctricas a carbón en Brasil generalmente se encienden cuando la energía producida por plantas hidroeléctricas más baratas y limpias no es suficiente para satisfacer la demanda. Más del 80% de la electricidad de Brasil proviene de fuentes renovables como la hidroeléctrica, la eólica, la solar y la biomasa.

El gobierno no tiene prisa por aprobar la ley porque quiere que los legisladores lleguen a un acuerdo sobre las medidas polémicas, según personas con conocimiento de las discusiones.

El proyecto de ley debe convertirse en ley antes de que Brasil pueda comenzar a realizar rondas de licencias para proyectos eólicos a gran escala. Los promotores esperan poner en funcionamiento los primeros parques eólicos marinos alrededor de 2030.

“El progreso regulatorio es esencial para la evaluación futura de la viabilidad de invertir en estos proyectos”, dijo en un correo electrónico Shell Plc, que ha solicitado seis licencias de energía eólica marina.

El relator del proyecto de ley en la cámara baja, José Vitor Aguiar, dijo que era “muy optimista” de que se aprobará incluso con las costosas enmiendas, porque los legisladores quieren que las inversiones sigan adelante y que Brasil se convierta en un importante productor de energía de hidrógeno verde.

Si los proyectos no despegan, otros países de América Latina podrían actuar más rápido y tomar el control del mercado antes de que las turbinas comiencen a girar frente a la costa de Brasil.

Para que el hidrógeno se considere verde debe producirse con energía renovable, y los fuertes vientos y el sol abrasador de Brasil lo convierten en uno de los lugares más competitivos para la energía limpia.

Brasil, con una de las costas más largas del mundo, tiene 190 gigavatios de proyectos en espera de permisos y un potencial marino total de 700 gigavatios, según una agencia de investigación energética conocida como EPE. En comparación, el Reino Unido y China, dos de los mayores productores de energía eólica marina del mundo, tienen un potencial estimado de 50 gigavatios y 1.000 gigavatios, respectivamente.

La energía eólica marina es una gran parte del plan del gobierno para convertir a Brasil en una potencia industrial con nuevos centros de fabricación a lo largo de la costa.

La cantidad equivalente de inversión en energía eólica marina genera el doble de crecimiento económico en comparación con la energía eólica terrestre, dijo Elbia Gannoum, directora de la Asociación Brasileña de Energía Eólica, un grupo industrial.

La energía eólica marina también puede ayudar a Brasil a reducir la dependencia de su flota heredada de represas hidroeléctricas.

“Las centrales hidroeléctricas nos dejan dependientes del ciclo de las lluvias, que se ve afectado por el cambio climático y aumenta el riesgo para la estabilidad del sistema”, dijo Vinicius Nunes, analista de BloombergNEF en Sao Paulo.

Si bien Brasil ha sido bendecido con fuertes vientos y un gran mercado de electricidad, existe la preocupación de que la industria pueda experimentar el mismo tipo de dificultades observadas en Estados Unidos.

La creciente inflación, las limitaciones de la cadena de suministro y los bajos precios de la electricidad han condenado al fracaso a algunos parques marinos frente a la costa este.

El costo de la producción de energía eólica marina en Brasil sigue siendo alto, sólo superado por la energía nuclear. Considerando la abundancia energética que promueven las hidroeléctricas, diversificar la producción con una matriz más costosa puede resultar un desafío para el país y sus empresas.


Una batalla para salvar las centrales de carbón paraliza la energía eólica marina en BrasilLa energía eólica marina es más cara que la mayoría de las demás energías renovables.

bloomberg.com 01 04 2024

FuenteCentrales de carbón paralizan el avance de la energía eólica marina en Brasil – EnergiestNet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *