Posted inUncategorized

La AIE teme que la invasión rusa de Ucrania provoque la mayor crisis de oferta de petróleo en décadas

Terminal de exportación de crudo en Novorossiysk (Rusia), en mayo de 2018.Terminal de exportación de crudo en Novorossiysk (Rusia), en mayo de 2018.STAFF (REUTERS)

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) pone letra a la sacudida que ha supuesto la invasión rusa de Ucrania sobre el mercado mundial de combustibles fósiles. El brazo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para temas energéticos alerta en su último informe mensual de que la guerra deja al petróleo borde de “la mayor crisis de oferta en décadas” y a los mercados energéticos en su conjunto “en una encrucijada”. “La seguridad energética ha regresado al primer plano de las agendas políticas y, si bien aún es demasiado pronto para saber cómo se desarrollarán los acontecimientos, la crisis puede provocar cambios duraderos” en la industria, se lee en el documento, publicado este miércoles.

La agencia con sede en París llama a no “subestimar” las implicaciones que tendría la desaparición de Rusia del mercado mundial de exportaciones de crudo. Un gigante, que subraya, vende ocho millones de barriles al día entre petróleo y derivados. A pesar de que solo dos países, Estados Unidos y el Reino Unido, han anunciado por ahora un cerrojazo a las importaciones de crudo ruso, las principales empresas petroleras y de transporte ya se han retirado de ese mercado. Ese movimiento, según los técnicos de la AIE, reducirá la oferta rusa en unos tres millones de barriles diarios, casi el 40% del total.

Más información

“Las refinerías, en especial en Europa, están sufriendo para encontrar fuentes alternativas de suministro y se arriesgan a tener que reducir su actividad. Y todo estrechamiento del mercado acaba golpeando a los consumidores”, se lee en el estudio. A ese desequilibrio entre oferta y demanda están contribuyendo, en gran medida, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se mantienen en sus trece de no aumentar los bombeos a pesar del repunte de precios. De entre los 13 miembros del cartel, solo dos —Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos— tienen, según los datos de la AIE, una “capacidad ociosa sustancial” para compensar el menor aporte ruso.

La Agencia tampoco cree que el regreso de Irán al mercado, que supondría una inyección de oferta un millón de barriles diarios pero para el que es condición imprescindible un nuevo acuerdo nuclear, esté a la vuelta de la esquina. “Podría tardar meses”, calcula. Fuera de la OPEP, el aumento de los bombeos podría proceder de EE UU, Canadá, Brasil y Guyana. Cualquier incremento potencial, no obstante, es “limitado” en el corto plazo, según la AIE, que subraya que ya antes de la invasión de Ucrania ordenada por Vladímir Putin los volúmenes de crudo en inventarios “estaban cayendo rápidamente”: a finales de enero, las reservas de los países de la OCDE estaban en mínimos de ocho años.

Menos demanda de lo previsto

La caída significativa en la oferta rusa se verá —solo parcialmente— compensada por una demanda que crecerá menos de lo previsto hasta ahora por una combinación de mayores precios y menor crecimiento económico. El aumento será de 2,1 millones de barriles diarios, casi un millón de barriles menos de lo previsto en las últimas perspectivas de la AIE. De esta forma, la demanda mundial quedará ligeramente por debajo de los 100 millones de barriles.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

FuenteLa AIE teme que la invasión rusa de Ucrania provoque la mayor crisis de oferta de petróleo en décadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *