Posted inUncategorized

La venta de Braskem podría cambiar la estrategia de Petrobras – Argus – EnergiestNet

_Planta petroquímica de Braskem (América Economia)

Frederico Fernandes, Argus media

SAO PAULO
EnergiesNet.com 27 12 2023

La tan esperada venta del productor brasileño de resinas termoplásticas Braskem en 2024 puede obligar a su segundo mayor accionista -la estatal Petrobras- a tomar una decisión sobre su futuro en el ámbito petroquímico.

Braskem es el mayor productor de resinas termoplásticas de América y líder en la producción de biopolímeros. El conglomerado Novonor -antes conocido como Odebrecht- tiene una participación del 38,3% en Braskem, Petrobras del 36,1% y el 25,6% restante se reparte entre otros accionistas. Según el acuerdo de accionistas de Braskem, Petrobras tiene derecho a igualar cualquier propuesta de adquisición por parte de una tercera empresa.

La petrolera nacional de Abu Dhabi, Adnoc, ofreció en noviembre 10.500 millones de reales (2.100 millones de dólares) por la participación mayoritaria de Novonor en Braskem, después de que Novonor rechazara ofertas menores de Unipar Carbocloro, segundo productor sudamericano de cloruro de polivinilo (PVC), y J&F, el holding de la familia Batista, que también controla el gigante cárnico JBS.

La venta es de extrema importancia para Novonor, ya que tiene previsto utilizar los ingresos de la venta para reembolsar 14.000 millones de rands de deuda a sus acreedores.

La venta de la participación de control de Novonor en Braskem a Adnoc también podría tener sentido para Petrobras, que seguiría siendo el segundo mayor accionista de Braskem. Petrobras planea volver al sector petroquímico, por lo que asociarse con un actor global podría ayudarle en las operaciones de los activos de Braskem en Brasil, EE.UU., México y Europa.

Pero la petrolera brasileña podría tener otros planes, ya que cuenta con una situación privilegiada en Braskem. Petrobras tiene tanto el derecho preferente a comprar la participación de Novonor puesta a la venta, como el derecho de «acompañamiento» para vender su participación en el negocio si así lo decide. En su plan de inversiones para 2024-28, publicado a finales de noviembre, Petrobras afirmó que reanudará la construcción del complejo petroquímico GasLub en el estado de Río de Janeiro, anteriormente conocido como Comperj. Ello coincide con comentarios anteriores de Petrobras en el sentido de que pretende tener una presencia importante en el mercado petroquímico de segunda generación, que incluye la producción de polietileno (PE) y polipropileno (PP).

El complejo recibirá gas natural de la cuenca de Santos a principios de 2024 a través del gasoducto Rota 3, pero necesitará un craqueador a base de gas para la producción, lo que no sería un problema para Petrobras.

Desarrollar el complejo alimentado por gas tiene sentido para Petrobras, ya que el gas natural brasileño es más barato que la nafta, la principal materia prima utilizada por Braskem para producir poliolefinas en la mayoría de sus plantas. Petrobras produce parte de la nafta que consume Braskem, pero las importaciones de nafta de Braskem han aumentado en los últimos años.

Braskem también ha señalado que podría ampliar su complejo petroquímico de Río de Janeiro, utilizando también gas de la cuenca de Santos. Ello requeriría entre 500 y 600 millones de dólares de inversión, lo que, según la empresa, podría suponer un reto.

La unidad de Río de Janeiro, que funciona con gas, es la más rentable de Braskem. Con la posible ampliación, la unidad podría producir 728.000 toneladas métricas (t)/año de etileno, la materia prima de las poliolefinas, frente a las 520.000 t/año actuales.

Dado que tanto los planes de Petrobras como los de Braskem apuntan a una posible capacidad adicional para poliolefinas, el futuro de Petrobras con Braskem en caso de venta sigue sin estar claro. Además, el regulador de valores de Brasil, CVM, tendrá que dar la última palabra sobre si Petrobras sigue siendo socia o se compra por completo.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, es un firme partidario de la posible venta de Braskem a Adnoc, porque no está controlada por un país al que el gobierno brasileño ha prohibido poseer activos importantes. Saudi Aramco, controlada por el Estado, que también se rumoreaba que estaba interesada en adquirir Braskem, también sería una candidata viable según las normas de venta.

Otro posible impedimento para una venta de Braskem es el colapso el 10 de diciembre de una mina de sal subterránea propiedad de la empresa para extraer sal para sus operaciones de cloro-álcali. El derrumbe, y un incidente en 2018 en el que el hundimiento de la mina provocó daños materiales en Maceió, la capital del estado de Alagoas, ha llevado a los líderes de la oposición en la Cámara Alta del Congreso a pedir una investigación formal sobre sus causas. LyondellBassell renunció en 2019 a adquirir una participación en Braskem, en gran parte debido a las responsabilidades medioambientales derivadas de las operaciones de cloro-álcali de Braskem en Alagoas.

Traducción por Elio Ohep, Editor EnergiesNet.

Argusmedia.com 26 12 2023

FuenteLa venta de Braskem podría cambiar la estrategia de Petrobras – Argus – EnergiestNet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *