Posted inUncategorized

Petróleo: un errático 2023 queda atrás, un incierto 2024 comienza

En 2023, el precio del barril Brent alcanzó un promedio de 82,5 dólares, cayendo desde los más de 100 dólares que marcó en 2022, impulsado por la guerra entre Rusia y Ucrania, si bien su tendencia a lo largo del pasado año fue errática y estuvo dominada por un amplio número de eventos. En 2023, el precio alcanzó su mínimo en el mes de marzo, en 71 dólares el barril, con la noticia de la quiebra del Silicon Valley Bank en Estados Unidos, evento que amenazó con crear una recesión global. Pocos días más tarde, se ubicaba transitoriamente en torno a los 88 dólares el barril, pero con la alerta sobre la banca global vigente, retrocedió por debajo de los 75 dólares el barril entre mayo y junio. Una tendencia que se rompería al alza en la segunda parte del año por la combinación de datos económicos resilientes, la reducción de las preocupaciones sobre los bancos y el impulso de recortes voluntarios desde la OPEP+. Sería entonces, a inicios del mes de octubre, cuando el precio del barril superaría los 95 dólares, justo antes de que iniciara un nuevo conflicto en Oriente Medio que introdujo una fuerte incertidumbre en el mercado petrolero, trayendo a la memoria el embargo petrolero de los años 70. Sin embargo, la mirada más sosegada de los principales productores en esta oportunidad evitó un escalamiento de las tensiones y apoyó, de la mano de un gradual debilitamiento de la economía, el descenso del precio del petróleo, cerrando el año en torno a 77 dólares el barril, incluso a pesar de la decisión de la OPEP+ de aplicar un importante recorte de producción, de dos millones de barriles día. Algo que dominará el panorama en este inicio de 2024.

En un entorno de amplia volatilidad global: desde la demanda por los datos de actividad, inflación y la respuesta de política monetaria; desde la oferta por la estrategia de la OPEP+, las sanciones vigentes sobre Rusia y los diferentes conflictos geopolíticos; y a partir de la asignatura pendiente de cara a la transición energética, hacen de la tarea de prever el comportamiento del petróleo para 2024 algo singularmente complejo. En BBVA Research esperamos un precio promedio de 86 dólares el barril Brent en 2024, aunque empieza con un importante viento en contra por el debilitamiento de la actividad. Sin embargo, consideramos que a lo largo del año las restricciones de oferta desde la OPEP+ y la reducción de los incentivos económicos para los esquistos americanos, pueden llevar el precio a niveles más altos. De cualquier manera, seguimos considerando que la volatilidad no cesará este año y es muy probable que nos siga dando sorpresas.

Alejandro Reyes, BBVA Research.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

FuentePetróleo: un errático 2023 queda atrás, un incierto 2024 comienza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *